domingo, 27 de junio de 2010

Depresión en el embarazo se asocia a conducta violenta en hijos adolescentes . Inglaterra

La depresión en el embarazo se asocia con conductas violentas en los hijos adolescentes, según un estudio de las Universidades de Cardiff y Bristol y el 'King's College' de Londres en Reino Unido. El trabajo descubrió que los niños de áreas urbanas cuyas madres sufrían de depresión durante el embarazo eran más propensos que otros a mostrar conductas antisociales, incluyendo el comportamiento violento, en años posteriores de la vida.
Los resultados del estudio, que se publican en la revista 'Child Development', muestran también que las mujeres que son agresivas y problemáticas en su adolescencia son más propensas a deprimirse durante el embarazo, por lo que los antecedentes de las madres predicen la conducta antisocial de sus hijos.
El estudio tuvo en cuenta el papel de la depresión de las madres durante el embarazo al examinar a 120 jóvenes británicos de áreas urbanas. Según explica Dale F. Hay, coautor del estudio, "se ha prestado mucha atención a los efectos de la depresión postnatal en los niños más pequeños pero la depresión durante el embarazo podría también afectar al bebé no nacido".
Las madres de los jóvenes fueron entrevistados mientras estaban embarazadas, después de dar a luz, y cuando los niños tenían 4, 11 y 16 años de edad. Los autores descubrieron que las madres que se deprimían en el embarazo eran cuatro veces más propensas a tener a niños que eran violentos a los 16. Esto era así tanto en chicas como en chicos. La depresión de la madre a su vez se predecía por su propia conducta agresiva durante la adolescencia.
El vínculo entre la depresión en el embarazo y la violencia de los niños no podía explicarse por otros factores en los ambientes familiares como clase social, etnia o estructura familiar; la edad, educación, estado civil o índice intelectual de la madre; o la depresión en otro momento de la vida de los niños.
"Aunque aún no está claro cómo la depresión en el embarazo podría iniciar a los bebés en su camino hacia una mayor conducta antisocial, nuestros descubrimientos sugieren que las mujeres con antecedentes de problemas de conducta que se deprimen en el embarazo podrían necesitar un especial apoyo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada