jueves, 4 de abril de 2013

Un instrumento predice el riesgo de suicidio en jóvenes en los departamentos de emergencias....Perfil del adolescente suicida.


Un cuestionario de cuatro preguntas que puede ser aplicado por las enfermeras o los médicos de urgencias en menos de 2 minutos puede identificar con éxito a los jóvenes en riesgo de suicidio.
Dres. Horowitz LM, Bridge JA, Teach SJ, Ballard E, Klima J, Rosenstein DL, Wharff EA, Ginnis K, Cannon E, Joshi P, Pao M.
Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine. December 2012. 166(12):1170–1176.

Antecedentes
Cada año alrededor de un 5 a 8 por ciento de los niños y adultos jóvenes estadounidenses tienen un intento de suicidio de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). En 2010, 4.867 jóvenes -entre las edades de 10 y 24 años- murieron por suicidio, por lo que es la segunda causa principal de muerte para las personas en este grupo de edad.

La mayoría de las personas que mueren por suicidio han visitado a un médico entre 3 meses a 1 año antes de su muerte. Típicamente, estos pacientes acudieron a un departamento de emergencia donde fueron asistidos por una enfermera o por un médico por algún problema de salud como el dolor abdominal o dolor de cabeza. Estos individuos en situación de riesgo a menudo no son reconocidos por el personal de urgencias que, o bien no tienen el tiempo o el entrenamiento para protegerlos adecuadamente. La Joint Commission , una importante organización estadounidense sin fines de lucro y la Academia Americana de Pediatría han recomendado la creación y el uso de herramientas de evaluación del suicidio en las poblaciones de pacientes adultos y pediátricos. Hasta la fecha no existe ningún instrumento de cribado para evaluar el riesgo de suicidio en niños y adolescentes que visitan los departamentos de Emergencias por razones médicas o quirúrgicas.

"Muchas familias utilizan el servicio de urgencias como su único contacto en el sistema de salud", dijo Lisa M. Horowitz, Ph.D., MPH, autora principal del estudio. "La mayoría de la gente no se presenta al servicio de urgencias y dice: ¡Quiero matarme! Más bien se presentan con molestias físicas y no hablan acerca de sus pensamientos suicidas. Pero los estudios han demostrado que si se pregunta directamente, la mayoría lo dirá. Las enfermeras y los médicos necesitan saber qué preguntas hacer. "


Horowitz, un médico e investigador de NIMH, y sus colegas desarrollaron un cuestionario rápido que las enfermeras de urgencias y los médicos podrían usar para evaluar el riesgo de suicidio entre los jóvenes. Su estudio analizó 17 preguntas en 524 pacientes mayores de 10 años y hasta 21 años que visitaron los departamentos de Emergencias de tres centros académicos y que tenían problemas psiquiátricos, ideación suicida, ansiedad intensa, trastorno postraumático por estrés o enfermedades gastrointestinales, problemas médicos / quirúrgicos, anemia de células falciformes o fibrosis quística.

Las preguntas –orientadas a los pensamientos y conductas suicidas- fueron examinadas y revisadas por un panel de médicos especialistas en salud mental, servicios de salud, investigadores y especialistas en encuestas. Los pacientes también completaron una de las dos versiones del Cuestionario de Ideación Suicida (SIQ), el "estándar de oro" de 30 preguntas – screening de suicidio- herramienta que es utilizada por los psiquiatras pediátricos y adolescentes, pero que es demasiado largo para emplear en las visitas a urgencias y que requiere más formación. Como parte del plan de seguridad del estudio, los individuos cuyas respuestas indicaron que estaban en riesgo de intento de suicidio fueron remitidos a los profesionales de salud mental, trabajadores sociales, psiquiatras, psicólogos, para una evaluación adicional.

Resultados del Estudio
De las 17 preguntas analizadas, cuatro (usadas como un conjunto) se destacaron por tener la mayoría de la exactitud en la predicción de los intentos de suicidio:
• El pensamiento actual de que sería mejor estar muerto.
• El actual deseo de morir.
• La ideación suicida actual.
• Los antecedentes de intentos de suicidio.

Las respuestas positivas a una o más de estas 4 preguntas identificaron al 97% de los jóvenes en riesgo de suicidio, independientemente de si estos pacientes presentaban problemas médicos o psiquiátricos generales.

De acuerdo a los resultados del nuevo cuestionario, 18,7% de los pacientes del departamento de Emergencias (98 de 524) tuvieron resultados  positivos para screening acerca del riesgo de suicidio. La mayoría de ellos habían llegado al servicio de urgencias por problemas psiquiátricos (84 de 524).

Un elevado riesgo de suicidio fue detectado en el 4,1% (14 de 344) de los pacientes que concurrieron a Emergencias por problemas médico / quirúrgicos. De no haber sido por la nueva herramienta de detección el riesgo de suicidio en estos 14 pacientes es muy  probable es que no hubiera sido detectado.

Significado
El instrumento basado en estas 4 preguntas  -Ask Suicide-Screening Questions (ASQ)- fue validado primera vez para pacientes pediátricos y adultos jóvenes evaluados en departamentos de Emergencias por razones médico / quirúrgicas.
Aunque el número de estos pacientes identificados como de alto riesgo de suicidio fue pequeño, su utilización demanda menos de 2 minutos para ser administrada. La herramienta es de acceso libro y se encuentra disponible en línea en idioma inglés en: http://www.nimh.nih.gov/science-news/2013/asq_instrument_final.pdf

¿Qué sigue?
Se requiere de investigación adicional para evaluar el impacto del cribado suicida en pacientes pediátricos en Emergencias y las tasas de derivación a los servicios de salud mental así como el posible comportamiento suicida en el futuro.

La precisión de este instrumento aplicado a diversas poblaciones demográficas también requiere un examen futuro. Además, es necesario un análisis de costo-beneficio para la herramienta de evaluación estudiando su uso en otros entornos sanitarios como a pacientes internados y ambulatorios.

 ♦ Resumen y comentario objetivo: Dr. Ricardo Ferreira
Referencias
Horowitz LM, Bridge JA, Teach SJ, Ballard E, Klima J, Rosenstein DL, Wharff EA, Ginnis K, Cannon E, Joshi P, Pao M. Ask Suicide-Screening Questions (ASQ). A Brief Instrument for the Pediatric Emergency Department. Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine. December 2012. 166(12):1170–1176.
Fuente: http://www.nimh.nih.gov/science-news/2013/emergency-department-suicide-screening-tool-accurately-predicts-at-risk-youth.shtml?utm_source=govdelivery&utm_medium=email&utm_campaign=govdelivery

Traducción preliminar –sin validación lingüística- del instrumento al idioma español:
Cuestionario de cribado para riesgo suicida en departamentos de Emergencias

1. ¿Ha deseado usted estar muerto durante las últimas semanas?
o SÍ
o NO
o No responde
2. Durante las últimas semanas, ¿ha pensado que Ud. o su familia estarían mejor si Ud. estuviera muerto?
o SÍ
o NO
o No responde
3. Durante las últimas semanas, ¿ha tenido Ud. pensamientos acerca de matarse?
o SÍ
o NO
o No responde
4. ¿Ha intentado Ud. alguna vez matarse?
o SÍ
o NO
o No responde

En caso de que la respuesta sea SÍ, ¿cómo?
En caso de que la respuesta sea SÍ, ¿cuándo?
• Nombre del paciente:
• Fecha:
• Registro médico o historia clínica:


El perfil del adolescente suicida

Los chicos suicidas suelen ser agresivos y la mayoría sufre algún tipo de psicopatología. Por cada sucidio con 'éxito' que se comete, se producen entre ocho y 25 intentos.

Son mayoritariamente chicos, de carácter impulsivo y agresivo, con depresión, ansiedad u otro tipo de psicopatología, que, además, abusan del alcohol u otras sustancias. Este es a grandes rasgos el perfil de los adolescentes que acaban quitándose la vida.

El suicidio es la tercera causa de muerte entre los chicos y chicas de entre 11 a 18 años en EEUU, "y estas cifras son similares en el resto de países, como también lo es el hecho de que sean más niños que niñas los que lo hacen. Por ejemplo, entre los 10 y los 14 años, ellos se suicidan tres veces más que ellas; entre los 15 y los 19, cinco veces más, y hasta 10 veces más en el caso de tener entre 20 y 24 años", ha recordado David Shaffer, profesor de Psiquiatría y Pediatría de la Universidad de Columbia en Nueva York, durante el 8º Curso Internacional de Actualización en Psiquiatría Infanto-Juvenil que se ha celebrado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Shaffer, uno de los especialistas que más ha investigado sobre suicidio en adolescentes, reconoce que "los niños antes de alcanzar la pubertad saben cómo quitarse la vida pero es muy raro que lo hagan. Sin embargo, cuando alcanzan la adolescencia la ideación suicida es bastante más frecuente, como también lo es el que muchos se autolesionen", aclara.

Uso de cuchillos en la autolesión

Cortarse, sobre todo en el brazo, es la forma más común de autolesión. "La intención no es morir, sino que lo hacen como una forma de liberar tensión y luego se sienten mejor. Muchos lo malinterpretan como intento suicida, pero no es así", documenta el profesor estadounidense.

Las cifras que maneja el doctor Shaffer son escalofriantes. "El 15% de los jóvenes tiene ideas graves de suicidio y entre un 8% y un 10% ha intentado quitarse la vida". Para este especialista, la identificación de los adolescentes y jóvenes con riesgo pasa, primero, por el chequeo de los problemas mentales.

"Sabemos que hasta el 68% de los chicos que tienen depresión no está recibiendo tratamiento y que el 80% de los que han hecho un intento de suicido no ha pasado por la consulta del médico. El chequeo sistemático tanto en los colegios como en las consultas de atención primaria ayuda a identificar no sólo a los que tienen patología sino también a los que poseen más posibilidades de quitarse la vida", defiende.

Precisamente, el profesor Shaffer es el padre del llamado ''TeenScreen Schools and Communities'' (Test de Adolescentes en Colegios y Comunidades). Este tipo de prueba informatizada se realiza en tan solo 10 minutos. En 35 de los 41 estados de Norteamérica con programas de prevención de suicidio la recomiendan.

Chequeos en colegios para riesgo de suicido

Detecta especialmente los casos de depresión, ansiedad, abuso de alcohol y sustancias, pensamientos suicidas y comportamiento. No establece un diagnóstico, pero en el caso de que se intuya un problema se recomienda al alumno que mantenga una entrevista con un especialista. "Otra medida eficaz es formar a los profesores y a los padres para que identifiquen a los menores con más riesgo", apunta.

Más datos característicos del suicidio en adolescentes son los que hacen referencia al carácter impulsivo de los niños con más tendencia a quitarse la vida, su falta de control de las emociones y la alta carga de estrés emocional que padecen. "Normalmente, hay siempre un factor precipitante en estos casos, igual que en la mayoría de las ocasiones se ocultan para hacerlo y no avisan a sus padres ni a nadie de sus intenciones. Es fundamental saber que estos chicos casi nunca comentan sus intentos suicidas a quienes les rodean".

También se debe valorar el consumo excesivo de alcohol. "Dos tercios de los chicos de entre 17 y 19 años que se suicidan toman alcohol en exceso. Hay un dato muy significativo respecto a este hecho. Tanto tras la I Guerra Mundial como tras la II, momentos que coinciden con la ''Ley seca'' y en el segundo caso con mayores restricciones respecto al uso de bebidas alcohólicas, nos encontramos con un descenso muy significativo de los casos de suicidio, tal y como sucedió con los años de lanzamiento del Prozac", recuerda el experto de Columbia.

Proteger a los adolescentes del suicidio es saber, además, que los "ingresos en los hospitales tras un intento deben estar muy valorados, dado que el contacto con chicos de su edad que hayan intentado quitarse también la vida puede resultar perjudicial. Se dan ideas de cómo hacerlo". Y todo sin olvidar la "responsabilidad de los medios de comunicación en la difusión de los casos. Cuando Marylin Monroe se quitó la vida, las muertes por suicidio en jóvenes elevaron", sentencia Shaffer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada