jueves, 9 de agosto de 2012

LA HUELLA DEL MALTRATO Y LA VIOLENCIA INFANTIL. Cecilia Frías

Al igual que en todas las sociedades, en Bolivia se ha visto diferentes tipos de discriminación sobre lo más débiles, los niños. Hoy esta discriminación es entendida como maltrato infantil, trata de evitarse y penalizarse, gracias a la evolución del pensamiento de la sociedad vigente y de las normas jurídicas que en ella se implantaron.

LA VIOLENCIA INFANTIL: UNA REALIDAD OSCURA… 

El maltrato infantil debe solucionarse, a través de los intentos de superación de sus causas sociales reales, tales como el avasallamiento de la pobreza, del estado de guerra y de la impunidad. El concepto de maltrato infantil no se restringe sólo a la violencia física, sino que es mucho más amplio: “Hay modalidades de discriminación sutil, que están relacionadas con la sobreprotección y que no tienen relación con la violencia física o el amedrentamiento psicológico. La sobreprotección impide que los niños sean estimulados de acuerdo a sus capacidades y les imposibilita atender a sus propias necesidades. El maltrato tiene que ver también con acciones u omisiones que provocan un trastorno en su desarrollo, ya sea en lo físico, lo psicológico y/o lo social. La violencia y el maltrato infantil constituyen un fenómeno muy complejo, que involucra a toda la sociedad. La clave para prevenirlos es establecer propuestas o estrategias para reemplazar modalidades interactivas violentas, donde el diálogo sea el vehículo para resolver diferencias y problemas.

RESULTA INTERESANTE… 
Para comprender a un adulto que reacciona violentamente, hay que hacer un recorrido por su vida, que seguramente estará signada por una serie de episodios con privaciones importantes. “Si observamos qué sucede con un niño con carencias emocionales, veremos que inexorablemente influyen en los mecanismos de adaptación durante el proceso de socialización. El niño o adolescente que proviene de un medio que resulta nocivo para él, tendrá poca capacidad para responder a situaciones nuevas y tendrá dificultades en el aprendizaje, adolecerá de trastornos de conducta y en su capacidad empática y solidaria. El niño o adolescente se va a aislar o va a tener actitudes violentas. Si no se lo aborda de manera adecuada, se termina fabricando a un niño o adolescente violento y finalmente, a un adulto violento. Si bien es cierto que la violencia familiar existe en los niveles sociales medios y altos, la pobreza, la indigencia y el hacinamiento dan lugar a que se generen modelos violentos mucho más fácilmente.

OPINIONES DE ALGUNOS PROFESIONALES Y EXPERTOS EN EL CASO… 
El doctor Jaime Ovando, Psicólogo del Centro Psicopedagógico de Sucre señala lo siguiente: ¿Dr. En los años que usted trabaja en esta institución, ha existido algún caso que por violencia familiar se de cómo resultado el trastorno mental? Sí, aquí en el Psicopedagógico hay un caso de esos, se trata de un niño que sufrió agresiones físicas y psicológicas, lo cual perpetró en su estado cognitivo emocional y ahora este niño tiene un trastorno mental moderado, lo que quiere decir que sus facultades mentales sufren una retardación. ¿En lo referido al maltrato físico y emocional cuales serían sus características?

 MALTRATO FÍSICO: 
 1. Lesiones físicas graves: fracturas de huesos, hemorragias, lesiones internas, quemaduras, envenenamiento, hematomas subdurales, etc. 
 2. Lesiones físicas menores o sin lesiones: No requieren atención médica y no ponen en peligro la salud física del menor.

 MALTRATO EMOCIONAL: 
 1. Rechazar: Implica conductas de abandono. Los padres rechazan las expresiones espontáneas del niño, sus gestos de cariño; desaprueban sus iniciativas y no lo incluyen en las actividades familiares. 
2. Aterrorizar: Amenazar al niño con un castigo extremo o con un siniestro, creando en él una sensación de constante amenaza. 
3. Ignorar: Se refiere a la falta de disponibilidad de los padres hacia su niño. El padre está preocupado por sí mismo y es incapaz de responder a las conductas del niño. 
4. Aislar al menor: Privar al niño de las oportunidades para establecer relaciones sociales. 
5. Someter al niño a un medio donde prevalece la corrupción: Impedir la normal integración del niño, reforzando pautas de conductas antisociales.

 CRÓNICA 
 Maltrato infantil, noticia de todos los días… Desgraciadamente el maltrato infantil es ampliamente conocido, todos los esfuerzos que se realizan no bastan para disminuir los casos de agresión física, psicológica e inclusive sexual de los niños. La preocupación de las diferentes entidades encargadas de la defensa y derechos de los niños, niñas y adolescentes por este tema, data de hace muchos años, es así que el 1º de abril de 1999 se constituyó oficialmente un comité de trabajo denominado “Comité Operativo de Maltrato Infantil” dirigido por el doctor Hernán Moya, que desempeñó la función coordinador de las defensorías de la niñez y adolescencia en la ciudad de Sucre. El doctor Moya señaló que desde enero del 2006 hasta enero de 2007 se hizo un análisis de los niños hospitalizados en la ciudad de Sucre, cuyos casos fueron atribuidos a maltratos físicos y psicológicos. Para ello se revisaron las fichas clínicas de veinte pacientes hospitalizados durante este período.

 COMO DATOS ESTADÍSTICOS… De los veinte casos, 11 corresponden a maltrato físico, cinco a sospecha de abuso sexual y cuatro a negligencia o abandono. Los casos de maltrato físico corresponden a niños comprendidos entre los cinco días y los tres años, en los cuales se pudo conocer fracturas de cráneo y/o extremidades, hematomas, mordeduras, quemaduras por cigarrillo y en un caso a un hematoma duodenal. 

 EN LOS CASOS DE ABUSO SEXUAL… 
 En los casos de abuso sexual todos los pacientes fueron de sexo femenino y con edades comprendidas entre los cuatro y 15 años. En los cuatro pacientes en los que se detectó maltrato por negligencia o abandono, se adoptaron medidas de protección. Al revisar las fichas de estos pacientes, se encontró al menos dos casos en que no se hizo el diagnóstico oportuno y ello llevó a un segundo episodio de maltrato grave. 

 LOS MEDIOS DE COMUNICACION Y LA PREVENCION 
 En general, los medios masivos de comunicación no tratan el tema con un fin social y preventivo. Se debe prevenir y no conmocionar a la gente. Muchos medios hacen lo contrario, el resultado de esa actitud en la que se gastan ingentes cantidades de dinero, genera un mayor índice de conductas violentas. “Entonces, insisto en la importancia de la correcta prevención a través de los medios de comunicación es vital”, afirma Moya.

 CLAVES PARA EL TRATAMIENTO DE LA VIOLENCIA 
 Aceptación de la gravedad de los hechos y de la posibilidad de recuperación. Establecimiento de herramientas terapéuticas a la familia para que el niño pueda reintegrarse a ella, pero en forma diferente. En este sentido, la Dra. Shirley Medrano señala que “A veces, el niño, niña o adolescente físicamente maltratado tiene el convencimiento de que es merecedor del castigo, siente la violencia como un modo de vida. Ese es uno de los principales aspectos a tratar. El niño, niña o adolescente debe entender que se puede convivir en un medio que acepte las diferencias y donde se puedan establecer, a través de la palabra, otras modalidades aceptables, que mejoren la calidad de vida de todos”.

 CONCLUSIONES 
 La violencia es un fenómeno social muy peligroso, por tanto hay que tener muy en cuenta que debe tratarse de reducir la violencia. El primer paso es saber cómo controlarla, saber manejar los impulsos negativos que tanto daño hacen. La auténtica educación tiene como fin el desarrollo integral de la persona; por eso se debe proporcionar, además de conocimientos y valores, las creencias y actitudes frente a las distintas situaciones de violencia La comunicación es prevención, porque posibilita encontrar un espacio, ser protagonistas, el aprender a respetar al otro; posibilita la capacidad de aceptar el error como incentivo para la búsqueda de otras alternativas válidas, y ayuda a superar las dificultades que se presenten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada