martes, 24 de mayo de 2011

¿Que es el Trastorno de conducta o disocial?

El Trastorno de Conducta es un conjunto persistente de comportamientos que evolucionan con el tiempo; se caracteriza por comportamientos antisociales que violan los derechos de otras personas, las normas y reglas adecuadas para la edad. Entre los comportamientos antisociales se pueden citar la irresponsabilidad, el comportamiento transgresor (como las ausencias escolares o el escaparse), la violación de los derechos ajenos (p.ej. robo) y la agresión física hacia otros (asalto o violación).
La edad media de aparición es más temprana en los hombres que en las mujeres; en los varones puede desarrollarse entre los 10 y los 12 años de edad, mientras que en las mujeres entre los 14 y 16 años.
Este trastorno es más frecuente en varones, ya que de cada 4; 1 mujer lo presenta. Se ha encontrado que los varones que lo presentan antes de los 10 años de edad tienen 9 veces más probabilidad de mostrar al menos un síntoma de agresión a diferencia de los jóvenes que lo presentan en edades más tardías.


Se estima que de 100 niños y adolescentes hombres, de 6 a 16 lo presentan; mientras que para las niñas y adolescentes mujeres de cada 100, 2 a 9 lo presentan.
Existe también una relación entre el bajo nivel socioeconómico y los trastornos de conducta, así mismo, se ha observado que afecta más a las zonas urbanas que a las rurales.
Son muchos los factores que contribuyen al desarrollo del Trastorno de Conducta:

Factores parentales (padres): Se ha encontrado que ciertas características de los padres favorecen a que sus hijos desarrollen un Trastorno de Conducta, como por ejemplo:

  • La educación dura y punitiva caracterizada por la grave agresión física o verbal, está asociada al desarrollo de comportamientos agresivos mal adaptativos.
  • Patrones de disciplina incorrectos, pueden variar desde la severidad extrema y estricta, hasta la incongruencia o relativa falta de supervisión y control.
  • Condiciones caóticas en el hogar
  • El divorcio, donde exista una hostilidad persistente; sobre todo si existe resentimiento y amargura entre los padres.
  • El abuso, maltrato infantil y negligencia
  • Alcoholismo y abuso de sustancias
  • Trastornos psiquiátricos.
Factores socioculturales:
  • Sufrir privaciones económicas
  • Vivir en zonas urbanas marginadas y que además exista consumo de drogas
  • Desempleo de los padres
  • Falta de una red de apoyo social
  • Falta de participación en las actividades de la comunidad (pueden ser deportivas).
Factores psicológicos:
  • Los niños criados en condiciones caóticas y negligentes suelen ser malhumorados, agresivos, destructivos e incapaces de desarrollar progresivamente la tolerancia a la frustración necesaria para las relaciones maduras.

Factores neuropsicológicos:
  • Exámenes neuropsicológicos indican que los niños y adolescentes que tienen trastornos de conducta parecen tener afectado el lóbulo frontal del cerebro, lo cual interfiere con su capacidad de planificar, evitar los riesgos y aprender de sus experiencias negativas.
  • Se considera que el temperamento de los niños tiene origen genético. Los niños y adolescentes de "carácter difícil" tienen mayor probabilidad de desarrollar trastornos del comportamiento.
Los niños y adolescentes que padecen trastornos de conducta también tienen a menudo otros problemas psiquiátricos que pueden contribuir al desarrollo de este trastorno.

Síntomas y Diagnóstico del Trastorno de Conducta o Disocial (TC)

El Trastorno de Conducta no aparece de un día para otro, existe una gran variedad de síntomas que van evolucionando con el tiempo hasta establecer un patrón uniforme de violación de los derechos de los demás.
A continuación se enumeran los criterios diagnósticos del Trastorno de Conducta o Disocial de acuerdo al DSM-IVTr:
A. Los chicos con este trastorno presentan un patrón repetitivo persistente de comportamiento en el que se violan los derechos básicos de otras personas o normas sociales importantes propias de la edad, se manifiestan por la presencia de tres (o más) de los siguientes criterios durante los últimos 12 meses y por lo menos un criterio durante los últimos 6 meses.

Agresión a personas o animales
·         Constantemente fanfarronean, amenazan o intimidan a otros
·         A menudo inician peleas físicas
·         Han llegado a utilizar armas que pueden causar daño físico grave a otras personas (bate, ladrillo, botella rota, navaja, pistola)
·         Manifiestan crueldad física con las personas
·         Manifiestan crueldad física con los animales
·         Roban enfrentándose a la víctima (ataque con violencia, arrebatar bolsa)
·         Han forzado a alguien a una actividad sexual
Destrucción de la propiedad
·         Provocan deliberadamente incendios con la intención de causar daños graves
·         Destruyen deliberadamente propiedades de otras personas
Fraudulencia o robo
·         Violentan el hogar, la casa o el automóvil de otra persona
·         Mienten para obtener bienes o favores o para evitar obligaciones
·         Roban objetos de cierto valor sin enfrentamiento con la víctima (robo de tienda, destrozos, falsificaciones)
Violaciones graves de normas
·         Permanecen fuera de su casa de noche a pesar de las prohibiciones paternas, iniciando este comportamiento antes de los 13 años de edad.
·         Se escapan de su casa durante la noche por lo menos dos veces; o sólo una vez sin regresar durante un largo período de tiempo.
·         Realizan novillos (irse de pinta) antes de los 13 años de edad.
·         B. El Trastorno de Conducta provoca deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académico o laboral.
·          
·         C. Lo comportamientos en cuestión no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno psicótico o de un trastorno del estado de ánimo.
·          
·         D. Si el individuo tiene 18 años o más, no cumple criterios de trastorno antisocial de la personalidad.

CURSO Y PRONOSTICO TOC

Por lo general, los niños que manifiestan los síntomas del Trastorno de Conducta a una edad temprana, presentan un gran número de síntomas y son con más frecuencia los que tienen peor pronóstico. Esto se debe en parte, a que los niños con Trastorno de Conducta grave parecen ser los más vulnerables para sufrir otros trastornos a lo largo de su vida y por lo tanto más problemas, lo que hace un peor pronóstico.
En un Trastorno de Conducta leve sin otros trastornos adicionales y con un funcionamiento intelectual normal, el pronóstico es bueno.

Tratamiento para el Trastorno de Conducta o Disocial (TC)
Los programas de tratamiento multimodales, que utilizan todos los recursos familiares y comunitarios disponibles, son los que proporcionan los mejores resultados para controlar los Trastornos de Conducta. Estos deben de abarcar diferentes áreas de relación con las personas. A continuación se enumeran las áreas de relación y algunas estrategias a promover en ellas:
Relación con pares y compañeros
  • Contribuir a disminuir el alto involucramiento con pares conflictivos y promover el involucramiento pares pro- sociales.
  • Enriquecer las habilidades sociales participando en actividades culturales y deportivas.
  • Promover mejores relaciones escolares (con alumnos y maestros)
  • Plantear estrategias para mejorar el desempeño académico del adolescente
  • Evitar la deserción escolar
  • Contribuir al aumento del compromiso hacia la educación.
  • Proporcionar calidad académica y fortalecer la estructura escolar
Relaciones en la comunidad
  • Disminuir la relación con la subcultura criminal
  • Promover la participación organizada de los miembros de la comunidad
  • Procurar la generación de más instituciones de soporte social como iglesias, juntas de vecinos, centros recreativos.
  • Promover la disminución en la movilidad de la gente de la comunidad.
  • Prevenir el abuso físico o sexual
  • Promover la educación sexual
  • Generar programas de intervención temprana para niños y jóvenes violentos
  • Fomentar la supervisión del grado de violencia que ven los niños en los programas de televisión, los videos y las películas.
ESTRATEGIA GENERAL

Finalmente se presentan algunas estrategias generales las cuales pueden ser útiles para los profesores en el manejo de adolescentes con Trastornos Externalizados hay que tomar en cuenta dos puntos básicos; la forma en que se tiende a responder ante la problemática de ellos y dos, las estrategias de manejo a aplicar con ellos.

Comenzaremos proponiendo algunas características que se sugiere que tengan los maestros:
  • Contar con información científica sobre los Trastornos Externalizados
  • Aceptar que las personas con Trastornos Externalizados tienen una capacidad disminuida para autorregularse.
  • Tener la disposición de ayudar 
  • Comprometerse a trabajar en equipo con los padres y con los profesionales que atienden al adolescente.
  • Ser organizados, firmes, pero sensibles.
  • Asumir la responsabilidad para el manejo del comportamiento en el salón, sin acosar a los padres con quejas continuas, pero manteniendo una comunicación efectiva con ellos.
  • Ser creativos e imaginativos para el desarrollo de clases amenas y estimulantes.
  • Cuando deseen hacer una llamada de atención sea claro y preciso.
  • Señale lo bueno o positivo
  • Escuche atentamente y no llegue a conclusiones abruptamente
  • Respete turnos de diálogo
  • No mezcle temas de conversación
  • No use palabras ofensivas
  • Evite en retomar situaciones de experiencias pasadas
  • Acepte cuando cometa errores
  • Pida disculpas si es necesario (no crea que va a perder su autoridad)
  • Identifique los momentos en que es mejor terminar la conversación para evitar intercambios que sean perjudiciales
  • Aprenda a controlarse
  • Aceptar y expresar sentimientos
  • Mantener esperanza de solución y si es posible un balance positivo.
COMO SE DIAGNOSTICA TDHA
Para poder diagnosticarlo deben saber que los comportamientos más comunes caen en tres categorías: falta de atención, hiperactividad e impulsividad, los cuales son más frecuentes y graves que en niños y adolescentes de su misma edad con un desarrollo normal.
Cuando la característica predominante es la falta de atención, el patrón de comportamiento se denomina Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, tipo predominantemente inatento, ó Déficit de Atención sin HiperactividadPor lo tanto es importante resaltar que la hiperactividad (H) y la atención (DA) se diagnostican por separado.
Además de las conductas mencionadas anteriormente, para poder determinar si tienen o no TDAH, deben presentar por lo menos 6 ó más de los siguientes síntomas al menos durante 6 meses. Dichos síntomas deben causar molestias o problemas por lo que sus conductas no son coherentes con su nivel de desarrollo.

SÍNTOMAS
a)     Desatención
A menudo no prestan atención suficiente a los detalles o comete errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.
Tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades de juego
Parece que no escucha cuando le hablan directamente
No sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos u obligaciones en el centro de trabajo
Tiene dificultades para organizar sus tareas y actividades
A menudo evita, se disgusta o es renuente a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos)
Extravía objetos necesarios para tareas o actividades (juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas).
Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes
Es descuidado en las actividades diarias

¿Presenta 6 ó más?
Si su respuesta fue afirmativa es muy probable que tenga Trastorno por Déficit de Atención de tipo Inatento.
A continuación se presentan los síntomas de hiperactividad – impulsividad.

b)    Hiperactividad
Mueve en exceso manos y pies o se mueve continuamente de su asiento.
Abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado.
Corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo o se sientes muy inquieto
Tienes dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
A menudo “esta en marcha” o suele actuar como si tuviera un motor por dentro.
Habla en exceso
c)     Impulsividad
Precipita respuestas antes de que terminen las preguntas
Tiene dificultades para esperar su turno
Interrumpe o se “mete” en las actividades de otros (se entromete en conversaciones o juegos)

Si su respuesta fue afirmativa es muy probable que tenga Trastorno por Déficit de Atención de tipo Hiperactivo.
  • Si el alumno tiene 6 ó más en los síntomas de Inatención y además 6 ó más en los síntomas de Hiperactividad – Impulsividad, es muy probable que tenga Trastorno por Déficit de Atención de tipo Mixto.
  • Si cumple con los síntomas anteriores, debe asistir con un especialista para que le realice una evaluación completa que incluya una entrevista clínica y estudios de laboratorio e imágenes.
Los estudios psicológicos son complementarios para el diagnóstico, evolución y tratamiento del TDAH.
·         Los estudios ayudarán al médico para saber cómo están funcionando las ondas de su cerebro.
·         Esto es muy importante para poder decidir que tratamiento necesita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada