lunes, 14 de junio de 2010

Leal rechaza proyecto que rebaja a 12 años la edad de imputabilidad juvenil . Que dice Sename? cespinoza.

El ex diputado Antonio Leal (PPD), junto al abogado penalista Hiram Villagra, expresó su rechazo al proyecto planteado por la UDI para rebajar a 12 años la edad de imputabilidad juvenil, como también la facultad de jueces para otorgar penas alternativas a los niños.

La polémica comenzó hace una semana, cuando el senador Víctor Pérez y el diputado Giovanni Calderón presentaron al ministro de Justicia Felipe Bulnes un proyecto para plantearle una reforma a la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente. Entre las principales indicaciones que sugieren, se destaca que la edad mínima para que un menor de edad sea imputado se reduzca de los 14 a los 12 años. Todo esto sujeto a un régimen diferenciado para los distintos rangos de edad de los menores infractores“Sabemos que el Sename no está en condiciones de atender estos niños, no hay políticas de prevención. Ellos rechazan la filosofía garantista y culpan a la Concertación de ello, cuando esto se acoge a la tendencia de los tratados internacionales, le aconsejo a la UDI que asista a estos encuentros”, afirmó


Leal junto con rebatir el proyecto del gremialismo, afirmó que con esta reforma disminuirían las facultades de los jueces para autorizar la salida de menores que se encuentran privados de libertad.El ex diputado realizó un llamado a debatir los verdaderos motivos que llevarían a los adolescentes a cometer delitos. A hablar de una realidad social desamparada, donde existe la marginación y el desempleo, además de que estas modificaciones no permitirían su reinserción por el registro público de sus delitos.
“Chile tiene una enorme debilidad en materia de prevención”, dijo, y agregó que esta rebaja de edad en los jóvenes infractores vulneraría la Convención de los Derechos del Niño.
Por sus parte, Villagra comentó que con esta medida se induce a un niño a la carrera delictual y se renuncia de antemano a las políticas preventivas.
Recordó el caso de grupos de narcotraficantes que se conocieron en la torre 2 de la cárcel de Puente Alto, lugar donde aprendieron a delinquir. Además, afirmó que esta es una medida represiva que desprotege al niño infractor y que limita la posibilidad que los jóvenes se puedan reintegrar a la sociedad y a su familia. “En lo fáctico se le está obligando a los niños a ser delincuentes, respecto a lo que sabemos de la cultura ‘canera’ y la estigmatización criminal”, explicó

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada