miércoles, 30 de junio de 2010

Cambian su ruta de vida varios confinados. Puerto Rico.

El deseo de superación y de romper con las consecuencias de sus malas decisiones llevó ayer a más de una veintena de jóvenes transgresores del sistema juvenil correccional a recibir su grado de cuarto año de escuela superior en la primera graduación del programa Camino al Reto del Éxito a Través de Nuevas y Diferentes Oportunidades (CREANDO).
En una emotiva ceremonia en el Coliseo Pedrín Zorrilla, 26 jóvenes entre las edades de 14 a 19 años obtuvieron su diploma de escuela superior y ayer mismo se aprestaban a reintegrarse a la libre comunidad.
“Era una persona insegura de mí, que me dejaba llevar por la presión de grupo. Ahora soy una persona que piensa sus decisiones y ya que me gradué, ahora inmediatamente me quiero apuntar en una universidad para estudiar trabajo social. ¿Quién más que yo para trabajar en esto si ya tengo unas herramientas que me pueden servir para ayudar a la juventud de Puerto Rico?”, expresó Rodrigo Velázquez, seudónimo por ser menor de edad.
Destacó que pasar cinco meses detenido en una institución juvenil luego de que lo detuvieron con medio cigarrillo de marihuana en una zona escolar, fue una experiencia difícil pero positiva porque lo ayudó a buscar un nuevo enfoque en su vida.
“La experiencia en una institución juvenil fue totalmente difícil ya que no tienes las oportunidades en el área escolar y no te brindan las herramientas que necesitas para mostrar un interés que uno quiere cambiar y hacer algo en la vida. Cuando empecé en el programa CREANDO me sentí al principio un poco confuso, pero al final me ayudó a analizar bien las cosas y a cambiar la ruta de mi vida”, añadió el joven que se graduó con altos honores.
Velázquez aprovechó la oportunidad e hizo un llamado a otros desertores escolares y jóvenes en instituciones juveniles a que piensen en el futuro y tomen decisiones sin dejarse llevar por las presiones de grupo.
“Me siento arrepentido de mi pasado pero lo tomo como un tropiezo que tuve que pasar para aprender y no volver a tropezar con la misma piedra”, aseguró.

Asimismo otros dos jóvenes graduados expresaron sentirse muy felices por la oportunidad que les dieron y que ahora los lleva a la libre comunidad como hombres de bien.
El programa CREANDO es una alianza entre la Guardia Nacional de Puerto Rico y el Departamento de Corrección que busca facilitar alternativas educativas y formativas a menores bajo la custodia de la Administración de Instituciones Juveniles, de modo que puedan adquirir actitudes, conocimientos y herramientas de vida necesarias para ser ciudadanos provechosos al País.
Ayer, el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, Antonio J. Vicéns, expresó su satisfacción y orgullo con la primera clase graduanda del programa CREANDO.“Es un gran día para Puerto Rico, ya que celebramos un evento histórico, la primera graduación de los jóvenes del programa CREANDO. Este programa ha demostrado el compromiso del gobierno en servir a la juventud en necesidad de nuestro país, fomentando los valores, la disciplina, la condición física y las destrezas académicas”, señaló Vicéns.Mientras, el secretario de Corrección, Carlos Molina explicó que este programa es uno de los que su agencia ha implementado con el fin de integrar a transgresores a la libre comunidad.“Se le va a dar seguimiento a todos ellos por un año”, dijo Molina.Durante 22 semanas el grupo de 26 jóvenes se esforzó para lograr su diploma de cuarto año y fueron certificados por Youth Challenge Academy de la Guardia Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada